viernes, mayo 15, 2009

Sin noticias de Lola

Todo sigue igual, encerrada estudiando, limpiando, estudiando, haciendo la comida, estudiando...
Ayer, después de día y medio sin salir, fui a dar la horita de clase que tengo con mi alumno americano al volver a casa estaba más alegre. Me vino bien que el tacón se quedara enganchado en una "claveguera" (lo siento pero ahora mismo no encuentro la palabra en español... esto de ser un tercio bilingüe me juega malas pasadas!) y caerme un chaparrón de los buenos -que convirtió mi pelo liso como la seda gracias a la plancha en unas ondas años 50-.
Ahora todo el mundo sabe lo que toca: ESTUDIAR!!
BESOS!

2 comentarios:

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

hola nena,
¡cuanto estudias entonces!

Lo que yo lamento es que deberian encargarse de enseñarnos a estudiar, antes, de manera que fuera un disfrute -todo eso de los votos y las pruebas se resuelve en tonterias, ¿que opinas?
...
:) un saludo, esperamos noticias

florci dijo...

Recuerdo cuando yo me pasaba horas encerrada en la habitación llena de apuntes, de post-it, de subrayados en rosa chillón, de miles de frases y fechas por memorizar, de montones de números, supuestos contables.....
Cuesta mucho sacarse los estudios de lo que sea, más que nada por la inexistente vida social que ello conlleva y el encarcelamiento consentido....
Bueno, aliméntate bien que es indispensable para cualquier estudiante y toma toneladas de café....:)
saludos, gracias por pasarte por mi blog!